MEDIDAS DE PREVENCIÓN Y CONTROL EN UNIDADES DE SALUD

Al igual que con influenza y otras infecciones respiratorias, todas las unidades de salud deben promover acciones preventivas entre todo su personal y los usuarios de los servicios para disminuir las  infecciones respiratorias agudas y en su caso, atender la introducción del COVID-19 a México. Es importante que se genere una respuesta adecuada entre los prestadores del servicio y la población usuaria, para evitar la dispersión de cualquier padecimiento respiratorio.

Ante la presencia del nuevo coronavirus COVID-19, se deben considerar las siguientes recomendaciones:

PARA EL PERSONAL DE SALUD


  • Lavarse las manos con agua y jabón (a usando soluciones alcoholadas desinfectantes) antes y después de atender a un paciente
  • Secarse las manos con toallas desechables o secarlas al aire libre en posición vertical
  • Evitar en lo posible tocarse ojos, nariz y boca, y lavarse las manos después en caso de haberlo hecho
  • Usar cubreboca únicamente si atienden a pacientes con infección respiratoria, tapando boca y nariz completamente. En caso de ser posible, utilizar lentes para proteger los ojos
  • Tirar en el bote de Residuos peligrosos biológico-infecciosos – RPBI, todo el material desechable que se utilice con cada paciente (como abate lenguas, hisopos, gasas, guantes)
  • Esterilizar todo el instrumental médico
  • Mantener limpias todas las áreas de trabajo
  • Reportar si presentan síntomas respiratorios para que sean evaluados y evitar transmisión intrahospitalaria
  • Estar vacunados contra influenza.


UNIDADES DE SALUD:

  • Verificar la disponibilidad de insumos para la atención de pacientes, incluidos los equipos de protección personal.
  • Contar con los materiales necesarios para la limpieza adecuada de la misma (jabón, cloro, escobas, trapeadores, jaladores, papel higiénico, tollas desechables, etc.).
  • Se debe evitar el material reutilizable, si se usa, se debe descontaminar y desinfectar de acuerdo a las instrucciones que dicta el fabricante. El material desechable debe tirarse dentro de la habitación del paciente de acuerdo con los estándares RPBI.
  • Lavar con agua, jabón y cloro todas las superficies lavables como paredes, pisos, puertas, manijas, barandales, llaves de lavabos, sanitarios, teléfonos, cortinas corredizas, mobiliario médico y mobiliario en general.
  • Colocar bolsas de plástico dentro de todos los botes para la basura y eliminar éstas haciéndoles un nudo.
  • Permitir la ventilación y entrada de rayos de sol a consultorios, salas de espera, sanitarios, aulas de usos múltiples y otros entornos físicos de la unidad.
  • Definir una ruta para la atención de personas que acuden con síntomas respiratorios, misma que deberá de ser señalada desde la entrada de la unidad.
  • De ser posible asignar una habitación aislada para todos los pacientes que ingresan como casos sospechosos de COVID-19, en caso de no ser posible se recomienda realizar aislamiento de cohorte con separación de las personas de por lo menos un metro.
  • Verificar la implementación de las medidas recomendadas en áreas de atención al menos una vez por turno por parte del personal de epidemiología.
  • Los trabajadores de la salud deberán contactar inmediatamente al área de control de infecciones de su institución en caso de presentar cualquiera de los síntomas de definición de caso sospechoso COVID-19.


RECOMENDAR A LOS USUARIOS QUE:

  • Antes de salir de la unidad de salud se laven las manos con agua y jabón y las sequen con toallas desechables o dejarlas secar en forma vertical
  • Eviten llevar a menores de edad que no requieran de consulta médica
  • Eviten consumir alimentos y bebidas dentro de la unidad
  • Cooperen manteniendo limpia la unidad de salud
  • No escupan en lo pisos
  • Recuerden cubrirse la nariz y boca usando un pañuelo desechable, al toser y estornudar o bien, con el ángulo interno del brazo

Artículos recomendados